Pompones Gigantes - Giant Pom-Poms


Hoy una entrada cortita y rapidita. Quiero enseñaros los pompones gigantes que hemos preparado la decoración de una fiesta de cumpleaños.



Pompones gigantes de papel, guirnaldas, velas, un mantel vistoso para el buffet y flores de papel es lo que empleamos para decorar la fiesta. Todo hecho a mano. Y a poder ser, con material de reciclaje.






A la cumpleañera le chifla el rojo así que ese fue el color predominante. En la primera imagen podéis ver el mantel (os suena la tela?) y las flores de papel. En la segunda un móvil de pompones gigantes hechos con la guía telefónica. En la tercera una vista general donde se adivina la guirnalda. Para las velas reutilicé tarros de potitos a los que les añadí una blonda de papel para que dieran más luz.
Fue un poco complicado porque la fiesta se daba en la terraza de un pequeño pub en la que no había ni un árbol ni una farola cerca de donde colgar la decoración. Pero logramos que fuera bonito y acogedor.
De hecho a todo el mundo le encantó! Y sobre todo el buffet de Lorena, umm!

(Perdón por la calidad de las fotos. Cuando quise hacerlas me quedé sin luz y ya había mucha gente.)

La semana que viene os enseñaré mejor la guirnalda, prometido. Para los pompones gigantes tenéis el tutorial aquí.

Besos y feliz fin de semana!

9 comentarios:

Casa Tiburcio dijo...

Con guias telefonicas!!! muy bueno!

pitavola dijo...

una decoració preciosa i molt especial
Bon cap de setmana

Marisol dijo...

Pues las fotos están estupendas!! se ve perfectamente la decoración y el ambiente festivo! enhorabuena!!

linibau dijo...

Són una preciosidad!!

Rosi Jo' dijo...

che bello!!!

☼Carolina Artesanías☼ dijo...

que lindos
me encantan!!
buen domingo
c@

Heva dijo...

Pero que bonitos!!!! Que bien lo habeis organizado todo, me encanta Pepa!!!!

El mundo con fieltro... sabe mejor dijo...

¡Qué buena idea! Una decoración estupenda!!

moratalla dijo...

Es buena idea para hacerlo por navidad.

Publicar un comentario en la entrada

Publicar un comentario en la entrada